Termorretráctiles y Manguitos Retráctiles en Frío

Termocontraíble
Los tubos termorretráctiles son un tipo de tubo de plástico extruido cuyo tamaño se reduce cuando se calienta a una relación retracción predeterminada para adaptarse a una aplicación específica. Debe seleccionarse una funda de un tamaño mayor de lo necesario para cubrir tanto el cable como los componentes con los que se va a utilizar, antes de que se contraiga. Una vez instalada, la funda proporciona mayor durabilidad.

Materiales y tipos
El tubo termorretráctil está disponible en diferentes materiales, colores, tamaños y relaciones de retracción para adaptarse a la aplicación requerida. Algunos están disponibles con un forro adhesivo que ayuda a pegar la tubería con los cables y componentes.
La poliolefina es el material más común, ya que es muy duradero y puede resistir altas temperaturas sin restricciones de vida útil. También se fabrican de PVC, fluoropolímero, neopreno y materiales de elastómero. El material suele ser reticulado para ayudar a que la tubería se contraiga a sus dimensiones originales.
La relación de retracción predeterminada, por ejemplo, 2:1 o 3:1, es la medida del tamaño más pequeño que adquirirá la funda en comparación con el tamaño expandido. Cuanto mayor sea el número en la proporción de retracción, mayor sea la contracción. Permite un ajuste seguro y preciso que no se desprende fácilmente.
Aplicaciones
Los tubos termorretráctiles son versátiles y fáciles de usar, por lo tanto, pueden aplicarse en un surtido de aplicaciones; los usos más comunes son:
• Aislamiento eléctrico: abarca uniones y reparaciones
• Protección contra tirones: liberación de presión del cable
• Agrupación de cables: en la creación de mazos y la organización de cables
• Protección ambiental y mecánica: evita daños de abrasión, humedad, polvo y sustancias químicas
• Identificación: la amplia gama de colores con la que están fabricadas las tuberías permite su uso para codificación por colores e identificadores de componentes
Para instalaciones
Al seleccionar la tubería de tamaño adecuado, debe tener en cuenta el diámetro máximo y mínimo de lo que se va a cubrir. Utilice esta información para comprobar el diámetro recuperado (el diámetro después de la contracción) y el diámetro expandido (el diámetro previo a la contracción) de la funda.

Puede cortar la mayor parte de la tubería a una longitud adecuada con tijeras estándar. La tubería sin contraer puede deslizarse sobre la zona o los objetos que va a cubrir. A continuación, con una pistola de calor portátil o un horno termorretráctil, se contrae la funda. Para evitar una contracción desigual o sobrecalentamiento, se recomienda comprobar la temperatura de calentamiento previamente.

...
Read more Read less

Filtros

No han sido encontrados resultados para los criterios seleccionados. Por favor modifique los filtros seleccionados.