Nº ref. fabric.
Componentes Electrónicos, Fuentes de Alimentación, Conectores
Electricidad, Automatización y Cables
Mantenimiento, Mecánica y Herramientas
IT, Prueba y Medida, Seguridad e Higiene

Racores de compresión

¿Qué son los racores de compresión?
Adecuados para uso en aplicaciones residenciales y comerciales, los racores de compresión de cobre y latón son un método de fontanería práctico y fácil de usar para profesionales de fontanería y amantes del bricolaje. Están disponibles en una gran variedad de tamaños estándar y con diferentes perfiles, como conectores rectos, codos de 90 grados, acoplamientos en T, así como reductores de un tamaño a otro. Gracias a la gama de racores disponible, conectar tuberías de cobre con el mínimo esfuerzo es muy fácil.

¿Cómo funcionan los racores de compresión?
Utilizar los racores de compresión estándar es tan sencillo como su nombre indica. Compuesto por tres piezas básicas, un racor de compresión utiliza una tuerca roscada con un orificio que se ajusta al cuerpo de la conexión. Esta se aprieta sobre un pequeño anillo, normalmente de latón llamado oliva, que se coloca entre la tuerca y el cuerpo de la conexión. Esta oliva se comprime debido al apriete de la tuerca contra el cuerpo para crear una unión sellada.

¿Qué tamaño necesito?
Compruebe siempre el tamaño exacto de la tubería o instalación. Hay una amplia selección de medidas métricas e imperiales disponibles. La selección del tamaño correcto es esencial para lograr un sellado estanco

Uso de racores de compresión
La mayoría de los racores de compresión estándar solo requieren dos llaves para la instalación. Estas pueden ser fijas o ajustables para apretar la tuerca y lograr el mejor sellado. También se puede utilizar cinta PTFE en la conexión para lograr un sellado aún mejor y reducir el riesgo de fugas con el paso del tiempo.

Cargando

Filtros
Ordenar por
Página
1
de
0
por página
Página
1
de
0
por página