Búsquedas recientes

    Pistolas de Aire Caliente

    Las pistolas de calor son herramientas de mano que calientan un flujo de aire pudiendo alcanzar temperaturas de entre 100 °C y 550 °C. Las pistolas de calor de altas prestaciones alcanzan temperaturas más elevadas, hasta los 700 °C. Las pistolas de calor permiten concentrar el calor en una zona o superficie determinada.

    ¿Cómo funciona una pistola de calor?

    Para calentar el flujo de aire, los decapadores están provistos de un ventilador integrado en la parte posterior de la pistola que aspira el aire y, a continuación, el flujo de aire pasa a través de unos elementos calefactores para que la corriente de aire llegue a la temperatura deseada.

    ¿Cómo utilizar un decapador?

    Al lograr temperaturas elevadas, el flujo de aire caliente nunca debe mantenerse en un mismo lugar durante más de unos segundos, ya que podría dañar elementos y quemar la superficie de trabajo.
    Al retirar pintura de una superficie, utilice la pistola de calor para ablandar la pintura hasta que surjan burbujas y ampollas. Retire la pistola de calor de la superficie y, a continuación, utilice un rascador o espátula para eliminar la pintura de la superficie de trabajo.

    Usos de las pistolas de calor:

    • Decapado de pintura (para pintura con plomo, el uso de temperaturas inferiores a 590° minimiza la vaporización)
    • Tubos termorretráctiles
    • Películas retráctiles
    • Envasado de envoltura retráctil
    • Madera: ayuda a secar madera húmeda
    • Plástico: ayuda en la soldadura, curvatura y moldeado del plástico
    • Ablandamiento de adhesivo
    • Descongelación de tuberías congeladas
    • Electrónica: desoldadura y pruebas de circuitos a temperatura elevada
    • Trabajo de rectificación: placas de circuito impreso
    Filtros
    Ordenar por
    Página
    1
    de
    0
    por página
    Página
    1
    de
    0
    por página